Efecto multiplicador del turismo

efecto multiplicador

El turismo es una de las industrias más importantes en todo el mundo. Genera empleos, fomenta el desarrollo económico y cultural y promueve la diversidad en las comunidades locales.

En el libro «Efecto multiplicador del turismo» escrito por Juan Ignacio Pulido Fernández y María del Pilar Ruff, se aborda cómo esta industria puede tener un impacto positivo en el desarrollo económico de un país o región.

El «efecto multiplicador» es un término utilizado en economía que se refiere al impacto que una industria o inversión tiene en la economía en general. En el caso del turismo, el efecto multiplicador se refiere a cómo los gastos realizados por los turistas. Éstos tienen un impacto positivo en los ingresos de los negocios locales y, por lo tanto, en la economía de una región.

Según Fernández y Ruff, el efecto multiplicador del turismo se puede dividir en dos tipos de impactos: el impacto directo y el indirecto. El impacto directo se refiere a los gastos realizados por los turistas en servicios turísticos, alojamiento, alimentación, transporte y compras. Estos gastos generan ingresos directos para las empresas locales y crean empleos para los residentes de la región.

Por otro lado, el impacto indirecto se refiere a los gastos que las empresas turísticas realizan para proporcionar servicios a los turistas. Estos gastos incluyen la compra de suministros y servicios de otras empresas locales, como la contratación de proveedores de alimentos y bebidas, la reparación y mantenimiento de vehículos, entre otros. De esta manera, el turismo no solo genera empleos directamente en la industria turística, sino que también crea empleos indirectamente en otras empresas y sectores.

Además del impacto directo e indirecto, el turismo también puede tener un impacto inducido. Se refiere a los gastos realizados por los empleados de las empresas turísticas y por los residentes que trabajan en la industria turística. Estos gastos también contribuyen al desarrollo económico de la región.

El efecto multiplicador del turismo no solo se refiere al impacto económico, sino que también puede tener un impacto social y cultural. El turismo puede promover la preservación de la cultura local y la diversidad cultural, así como fomentar la educación y el intercambio cultural.

Sin embargo, también es importante tener en cuenta que el turismo puede tener un impacto negativo en el medio ambiente y en la cultura local si no se gestiona adecuadamente.

Es importante que los destinos turísticos implementen políticas sostenibles y respeten la cultura y las tradiciones locales para garantizar un turismo responsable y sostenible.

En conclusión, el libro «Efecto multiplicador del turismo» de Fernández y Ruff destaca la importancia del turismo en el desarrollo económico y social de una región. También su impacto en la cultura y el medio ambiente. Si se gestiona adecuadamente, el turismo puede tener un efecto positivo en el desarrollo de una región y en la calidad de vida de sus habitantes

Deja un comentario